La vida en la web 2.0: Belén – septiembre 2013

  • ¡Hola Pepa! Me pillas por los pelos, cielo!
  • ¿Qué tal, guapa? Creía que estarías comunicando, como siempre. ¿Cómo estás? No sé nada de ti desde la semana pasada ¿te pillo en buen momento?
  • Estoy esperando a que Álex salga del entrenamiento, que le faltarán 5 minutos aún, así que tengo un ratito, porque ando hasta arriba de cosas que tengo que hacer hoy.
  • ¿Y su padre?
  • Ni me lo nombres… Se ha quedado tomando algo con sus compañeros de trabajo, y me ha pedido que vaya yo a buscar a Álex.
  • Últimamente Pedro no para por casa ni entre diario, ¿no? Belén, tía, plántate.
  • Ya lo sé, ya lo sé… Me quejo mucho pero..
  • Pero luego no le cantas las cuarenta, y es que cada vez le echa más morro.
  • Si yo te contara…
  • Pues te jodes, porque aguantas porque te da la gana. Si ganas más dinero que él, si…
  • No es eso… Si yo le quiero mucho, pero es que últimamente no es vida. Yo hay días que me tiro en la oficina hasta las diez. Con lo que me ha costado que me hicieran responsable de ventas, no me puedo permitir cagarla, y últimamente la empresa va fatal, el cabrón de mi jefe está que despide a cualquiera por toser.. Y estoy a tope para tener todo a tiempo y que mi departamento funciones.
  • Precisamente. Con lo que tienes encima, y encima él de cañas. Otra vez. Y tú seguro que serás tan gilipollas de volver a casa con Álex y hacer la cena, y hasta plancharle las camisas, porque eres tan imbécil que no te irás con el niño a cenar a la pizzería del barrio o algo así, y que Pedro se busque la vida cuando vuelva a las tantas.
  • Mujer, cómo le voy a dejar sin cena…
  • Así te va. ¿Cuántas veces te ha tocado ir de urgencias en los últimos meses por bajadas de tensión, anemias, y más cosas? ¿Es que no ves que no puedes con todo? Y él debe saber que tiene obligaciones, que a Álex no te lo encontraste en la calle, es de los dos, y la casa es de los dos. No es un crío, es un hombre con obligaciones. Que actúe como padre y pareja de una vez, que ya va tocando.
  • Si él me ayuda y..
  • Me cago en la puta hostia con el “ME ayuda”. Con tías como tú así nos va a todas. ¿Qué mierdas es eso de ayudarte a ti? Lo que tenéis es de los dos, y las cosas se hacen a medias. Y él su parte no la hace. Y cada vez menos.
  • Que sí, que sí, si él hace cosas, tampoco es un cabrón, que lo pintas muy mal…
  • Belén, sabes a lo que me refiero. Estás fatal, habéis reducido vuestra relación a discutir por quién limpia o quién ayuda a Álex, cada vez hacéis menos cosas juntos, y no tienes tiempo para ti. Llevas a Álex al colegio, le vas a buscar, haces la compra y la cena. Supuestamente él va a buscarle al entrenamiento, y limpia de vez en cuando. Y ya lo de Parche es de coña, porque es que le veo yo por las mañanas, y le baja 5 minutos mientras está con el móvil chateando. Que ni está pendiente de si al pobre perro lo atropella un coche, o se mete en un charco. Y a los 5 minutos se lo sube. Que un día te juro que te lo quito y me lo llevo de vuelta a la protectora, porque me quema la sangre cada vez que veo que ni le da tiempo al animalito a pegarse una carrera. Y porque sé que luego tú por las noches lo sacas un buen rato, y Álex juega mucho en casa con él porque de verdad que es que un día le voy a montar un pollo a Pedro, que es que ni 5 minutos está con él en la calle, que estoy cansada de verlos.
  • Lo siento, Pepa, intentaré bajarle más tiempo
  • ¿Ves? La culpa la tienes al final tú, porque te echas todo a la chepa, y te crees que puedes con todo. Y las madres coraje al final nos jodéis a todas, porque queréis ir de mártires y sois unas esclavas sumisas. Además de putas, poniendo la cama.
  • Buenooo, vale yaaaa, vaya rapapolvo..
  • Tía, perdona,  sabes que te quiero. Y me duele verte así. Y lo hemos hablado miles de veces. Y es que estoy hartándome de que me cuentes que Pedro no va a dormir porque ha quedado con gente del trabajo para salir por ahí, o de cachondeo, y tú estés en casa escornándote con todo, y me llames llorando porque estás hasta los ovarios. Porque me tengo que morder la lengua y contenerme para no darte con la mano abierta. Porque hay veces que no hay más ciego que el que no quiere ver.
  • Venga, ya, Pepa, en serio, hoy no… No tengo buen día. Claro que estoy enfadada con Pedro, pero ¿y qué hago?
  • ¿Tú le quieres?
  • ¿Y él a ti?
  • Ya. Eso creo yo también.
  • Belén, oye… perdona. Pero es que creo que esto está siendo insostenible. Convertirte en su esclava, en madre perfecta, y en la trabajadora maravillosa no va a hacer de ti que te quiera más, ni va a arreglar ningún problema. Las cosas hay que hablarlas, buscar en qué estáis fallando, y decidir si lo arregláis o si es mejor que cada uno tire por su lado
  • Yo le quiero… yo…
  • No llores, tía, no llores. Sé que le quieres. Él lo sabe. Pero eso no es suficiente. Nos han metido en la puta cabeza que el amor es como algo místico, misterioso, que se alimenta del aire, y que si quieres a alguien debes sacrificarte a cambio de nada. Y al final nos creemos que hasta comemos y bebemos gracias al amor. Y no. Amor incondicional lo sienten mis perros por mí y yo por mis hijas. Pero el amor de una pareja es mucho más funcional, mucho más terrenal de lo que nos quieren vender. A veces es más como un trabajo, que como algo espiritual.
  • Pues hija, como no tengo yo suficiente con mi trabajo…
  • No seas tonta, sabes a lo que me refiero. Hay que construir, hablar, hacer cosas juntos, llegar a acuerdos, hacer planes, hay obligaciones, hay deberes… Pero como a Parche hay que darle de comer y de beber, y hay que bajarle a la calle aunque nieve, y aunque te joda. Una relación tiene su lado pesado, pero necesario, y es el de las obligaciones porque es una convivencia. Y tú puedes querer a alguien con toda tu puta alma, pero si no construís las cosas juntos, al final se va todo a la mierda, porque el amor es una sola pata de la mesa, y si la mesa cojea, el amor no lo compensa todo, joder. Que si miras atrás ya ni te acuerdas de cuándo volviste a tener un momento bonito de pareja…
  • Si lo sé pero..
  • Lo sabes pero al final te crees el papel de mujer víctima de la sociedad que traga carros y carretas porque es lo que una mujer debe hacer. Y él se va con los amigotes, o vete tú a saber con quién, porque es un tío. Y llega a casa y se sienta en el sofá porque es un tío, y de él se espera que trabaje y se rasque los huevos. Y está bien, porque es su papel, es lo que le ha tocado. Coño, tía, despierta, no necesitas a un tío para salir adelante. Me cago en la puta, tía, que eres una tía culta, que ha estudiado, que no me creo que te tenga que estar diciendo cosas que tú deberías saber, joder. ¡Con lo que tu vales, coño, que eres una tía de puta madre!
  • ¡Mira que hablas mal, Pepa!
  • Tú, que te has hecho muy pija desde que eres jefa. Venga, ¿sacas un rato el sábado y nos vamos juntas de compras?
  • ¡Pepa! ¿Tú? ¡¿de compras?! Creía que los perroflautas nunca hacíais eso, que con cortaros el pelo a lo kale borroka una vez cada seis meses os bastaba…
  • Qué hija de puta eres! jajajaa ¡Esa es mi Belén! Pues porque yo sí te quiero y aunque no te soporto cuando sales de compras, y encima para apoyar esta mierda de sistema capitalista, sé que te vendrá bien porque eres así de superficial.
  • ¿Y nos podemos ir luego a hacer las uñas juntas?
  • Se te está yendo la pinza, guapa. No estires tanto la cuerda
  • jajajaja Muchas gracias, Pepa. Me viene bien desahogarme a veces. Te quiero mucho. Aunque a veces me das mucha caña…
  • Para eso están las amigas, para dar abrazos y collejas a partes iguales. Nos vemos el sábado, pija mía.
  • Un beso, ¡y hasta el sábado!
  • ¡Álex, estoy aquí, cariño! ¡Venga, cámbiate rápido, que hoy nos vamos a cenar tú y yo al McDonalds!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s