La vida en la web 2.0: Juan Antonio – marzo 2013

Esto no me va a matar. No voy a dejar que lo que me ha pasado me vaya a marcar la existencia. No, no y no. No voy a dejar que el cabrón éste me arruine la autoestima, ni que vaya a marcar mis futuras relaciones y ni que me convierta en un tarado obsesionado con los celos. No me ha puesto los cuernos con medio Madrid porque yo no valga una mierda, me los ha puesto porque él tiene un problema y necesita sentirse deseado, porque en el fondo no se quiere a sí mismo nada. En el fondo es un pobre desgraciado incapaz de ser feliz.

Venga, manos a la obra. Vamos a eliminar cualquier vestigio de sufrimiento de mi vida.

Empecemos cambiando la situación sentimental: Soltero (ahora sí). Tiene una relación (tenía, desde hace 5 años). Prometido (con la vida, aunque suene cursi). Casado (si me descuido, soy tan gilipollas que casi caigo). Mantiene una unión civil (mierdas progres no). Tiene una relación de pareja de hecho (de desecho, más bien). Tiene una relación abierta (él desde luego sí, abiertísima). Tiene una relación compleja (si yo os contara, Zuckerberg). Separado (desde luego). Divorciado (también). Viudo (¡me encantaría!). A Facebook le falta un “reconstruyendo mi vida tras una relación tóxica”, o algo así de dramático pero más ajustado a mí, del tipo “haciendo vudú a mi ex”, “sin más lágrimas que llorar”, o “recogiendo pedazos de mi corazón”. Algo que suene a single de Mónica Naranjo.

Y ahora me voy a pasar toda la noche desetiquetando, bloqueando, eliminando… No sé si no me compensa más cerrar mi cuenta de Instagram y abrirme otra porque esto va para largo. Adiós vacaciones en Denia. Adiós vacaciones en Ibiza. Adiós Roma. Es que no sólo quiero eliminar fotos en las que aparezca su cara, es que ahora mismo no quiero ni recordar nada de mis últimos 5 años. Todo me recuerda a su puta cara. Boda de Belén y Pedro, otros que tal bailan. ¿En qué momento nos dejamos llenar la cabeza con cuentos amor eterno, y películas sobre el amor verdadero? En esa foto fuimos a ver Otello al Real, y recuerdo que desapareció como 20 min porque fue al baño y según él había bastante gente. ¿Se estaría follando ya a alguno? Sólo llevábamos dos años. ¿Tan pronto empezó a necesitar buscar algo más? ¿Me fue fiel en algún momento?

En esa foto de copas con Nacho. Nacho fue el primero que me alertó, con aquello de “ayer me escribió un tío por Grindr y su foto de perfil era el tatuaje de un elefante dentro de una serpiente, en el muslo. ¿No tenía uno así Emilio?”. Le dije que sí, que era algo así y le quité importancia. ¿A quién no le gusta El Principito? Desde entonces cada vez que Nacho me preguntaba por nosotros, le notaba tenso, pero escogí no ver, no preguntar y no volverme loco. Pero el día que me encontré un condón en su cartera, no pude seguir mirando a otro lado. No sé si me hizo más daño que lo admitiera, o que su versión fuese evolucionando a medida que le hacía preguntas. Pasó del “alguna vez”, al “varias veces”, y acabó diciendo que necesitaba ese tipo de emociones “a menudo” para ser feliz. Pasó del “hace mucho”, al “hace poco”, hasta que me confesó que el último viernes no se quedó a tomar una cerveza con los amigos del trabajo al salir de la oficina, sino que se fue con alguien que había conocido en una red de folleteo que ni sabía que existía ni me importaba. Y claro, todo acompañado de un “sólo se trata de sexo”, “no ha significado nada”, “yo te quiero a ti”. ¿Perdona? ¿Qué es lo que hemos construido en estos años? ¿Cómo podías volver a casa y mentirme? ¿Cómo te has atrevido a poner en riesgo mi salud? Mi cabeza hacía más preguntas de las que mi boca era capaz de articular. Y por eso sólo le dije que se fuera, que no volviera y que nunca más se atreviera a mirarme a la cara. Y eso hizo. A veces pienso que debería haber intentado luchar un poco, que quizá debería haber venido de rodillas suplicando volver, pero fue un cobarde hasta para eso.

Pero ya. Emilio se acabó. Mi vida ahora es mía, sólo mía. Tengo que disfrutar de lo maravilloso que es tener una casa propia, no tener aún 40, y estar soltero.

Así que siguiendo los consejos de Nacho, que de otra cosa no, pero de zorreo sabe mucho, me voy a bajar el Grindr. Me dijo que yo era como demasiado tierno, y que me bajara el Bender, o algo así.

Empecemos: Nombre. Pues Juan Antonio, ¿no? ¿Qué nombre te pones en una aplicación de este tipo? Le pondré un Mad para que sepan que soy de Madrid. JuanitoMAD. A ver qué foto me pongo… Hay una en la playa, en Fuengirola, que me encanta, que parezco como súper interesante con mi sombrero, mis gafas y mi Bloody Mary, muy Carrie Bradshaw. Me la hizo Emilio, pero me da igual. Mira, mi primer polvo de soltero se lo voy a deber a él. Incluso hasta se lo puedo dedicar. El resto ya lo iré rellenando. Soy soltero y busco un buen polvo. Aunque es mentira, y lo que me gustaría es encontrar a alguien sincero, que me quiera a mí solo, sin necesidad de ir follando cada 2 días con desconocidos. Que me trate como me trataba Emilio, pero que sea de verdad. Sin mentiras. Ya se me está yendo. Stop dramas. Quiero un chulazo que me devuelva la sonrisa con un buen polvo. Voy a mandarle un whatsapp a Nacho para contarle que vuelvo a estar en el mercado, que me hace ilusión todo esto.

Me dice que esa foto es de hace 4 años y que no puedo empezar una vida mintiendo. Me parece fatal que me intente hundir. No pienso quitar esa foto, ahora no estoy como para hacerme un selfie y ponerlo ahí. Tengo más ojeras, más canas y unos cuantos kilos de más. Sólo me faltaba no ligar y que me deprima aún más.

Ay, un mensaje privado nuevo!!! Es Nacho diciendo que soy un fake. Qué cabrón. Qué guapo está él en su foto. Claro, si yo tuviera ese cuerpo no me importaría poner una foto actual.

Otro mensaje nuevo! Esta vez es un tío!!! “Nutria80” ¿Nutria80? Y me quejo yo de falta de originalidad. Voy a contárselo a Nacho! Me dice que a mí no me gustan los bajitos, que no le conteste. Le digo que a qué viene lo de los bajitos si no conoce al pobre muchacho. Me pregunta que si no sé lo que es una nutria. Y le digo que sí, que al zoo he ido unas cuantas veces. Y al Faunia. Se ríe. Se sigue riendo. No le veo la gracia. Me dice que si estoy de coña. Le pregunto si va colocado. Me dice que lo de “nutria” hace referencia a los gays bajitos y peludos. Le pongo un “DE QUÉ COÑO ME ESTÁS HABLANDO?”, así en mayúsculas. Me cuenta una especie de historia sobre que ahora los gays se subdividen como en especies del bosque. Que si osos, que si nutrias, que si lobos… Flipando. Le pregunto si me puedo poner un collar en la oreja y ser la coneja de la Aldea del Arce, o si ese personaje está pillado. Me llama de todo, que soy un viejo, que he vivido en una cueva, y que debo ponerme las pilas.

Total, que no contesto a la nutria esa. Otro mensaje nuevo. Madre mía qué éxito! Nacho dice que no me emocione, que simplemente la gente huele la carne fresca. Y me ha hecho sentir sucio y vulnerable. Es un tal “POLLONXPASIBO” y me envía una foto de su pene. Perdón, dos fotos de su pene. 3. 4. Stop. ¿PasiBo? ¿Con B? Nacho insiste en que deje de criticar y me lance. Le digo que además esa polla es de mentira, se la envío por whatsapp. Dice que él la ve normalita. Me asusto. “¿Eso es normal para ti, Nacho?” Ahora me dice que si ya he subido a la app fotos de mi polla. ¿Perdón? Dice que no voy a follar con nadie si antes no les muestro la mercancía. Le digo que en mis tiempos eso no te lo planteabas. Me dice que me suba al Delorean y me vuelva a los 90’s. Qué fuerte. ¿Ya no se liga como antes? Dice que no, que hay otras reglas, que ahora se hace la compra por catálogo y que la gente antes de perder el tiempo, quiere ver hasta el tamaño de tu ano. Y dice que habla literalmente. Me acabo de agobiar. Esto no es para mí.  ¿Y si Emilio me dejó porque tengo la polla pequeña o el ano estrecho? Ya vuelvo a entrar en pánico. A la mierda la autoestima. Un diazepán y a la cama.

Y como decía Escarlata, mañana será otro día.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s