Enron, los tipos que estafaron a América

Enron Corporation fue una empresa de energía con sede en Houston, Texas que empleaba cerca de 21 000 personas hacia mediados de 2001 (antes de su quiebra).

Una serie de técnicas contables fraudulentas, apoyadas por su empresa auditora, el entonces prestigioso despacho Arthur Andersen, permitieron a esta empresa estar considerada como la séptima empresa de los Estados Unidos, y se esperaba que siguiera siendo empresa dominante en sus áreas de negocio. En lugar de ello, se convirtió en ese entonces en el más grande fraude empresarial de la historia y en el arquetipo de fraude empresarial planificado.

Enron solicitó protección por bancarrota en Europa el 30 de noviembre y en los Estados Unidos el 2 de diciembre de 2001.

El film narra el colapso de la compañía de Texas a manos de sus directivos, que aparecen retratados como personajes sin escrúpulos y con una avaricia sin límites.

Al frente de este moderno Titanic, que se hundió llevándose por delante los trabajos y ahorros de miles de empleados, está Kenneth Lay, “el emperador desnudo” en el film.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s